sábado, 25 de abril de 2020

MOLUSCOS GASTERÓPODOS FÓSILES

Los Gasterópodos (Clase Gastropoda) forman el grupo de moluscos más diversificado y el que presenta el mayor número de especies actuales. Su similitud con el molusco hipotético ancestral queda enmascarada por el proceso de torsión que origina la pérdida de la simetría bilateral. Están provistos, con excepción de unas pocas formas desnudas, de una concha univalva externa enrollada en espiral y desprovista de tabiques. Su composición es aragonítica, por lo que frecuentemente se disuelve dando lugar a moldes internos. Cuando se conserva suele haber sufrido una transformación secundaria a calcita.
Los gasterópodos fósiles se clasifican a partir de las características morfológicas de la concha. Éstas presentan morfologías extraordinariamente variadas. En la mayoría de los casos se trata de un tubo cónico enrollado en espiral, cerrado en el ápice (donde se encuentra la vuelta inicial o concha embrionaria) y abierto en el extremo opuesto o abertura. La línea exterior de contacto entre vueltas sucesivas recibe el nombre de sutura. Cuando las vueltas están en contacto en su borde interno se forma un eje sólido denominado columnilla; si quedan separadas se origina una cavidad alargada, el ombligo. El borde de la abertura, el peristoma, puede ser entero (concha holostomada) o bien estar recortado en la parte inferior (concha sifonostomada) por un surco que sirve para la salida del sifón. En la última vuelta es donde se encuentra alojado el animal. El resto de la concha se denomina espira

- Morfología de la concha en moluscos gasterópodos

El desplazamiento vertical de la espira a lo largo del eje varía, dando lugar a diferentes tipos de enrollamiento. Cuando el enrollamiento se realiza en un plano se dice que es planoespiral y si hay desplazamiento vertical de la espira, trocoespiral.
La orientación de la concha se efectúa situando la abertura enfrentada a la mirada del observador y colocando el ápice hacia arriba. Si en estas condiciones el enrollamiento se realiza en el sentido de las agujas del reloj y la abertura queda situada a la derecha del eje la concha se denomina dextrógira; en el caso contrario se dice que la concha es levógira.

- Orientación de la concha

La superficie de la mayoría de las conchas presenta algún tipo de ornamentación. Cuando esta ornamentación es paralela a la sutura se habla de relieves longitudinales (quillas, cordones) y si es paralela a las estrías de crecimiento se habla de relieves transversales (costillas, arrugas, varices); en la intersección entre ambos tipos de relieves pueden aparecer tubérculos, espinas, etc.

- Principales elementos ornamentales de la concha

Los gasterópodos se dividen en tres subclases:

PROSOBRANCHIATA. Gasterópodos marinos provistos de conchas con torsión completa. Incluyen la mayor parte de las formas fósiles. Cámbrico Inferior - Actualidad. Se dividen a su vez en tres órdenes en función del tipo de branquias:
  1. - ARCHAEOGASTROPODA. Conchas enrolladas en espiral, con peristoma escotado o en relieve y con un cordón. Cámbrico Inferior - Actualidad.
  2. - MESOGASTROPODA. Conchas enrolladas en espiral, holostomadas o sifonostomadas. Ordovícico - Actualidad.
  3. - NEOGASTROPODA. Sifonostomados. Cretácico - Actualidad.

OPISTOBRANCHIATA. Babosas marinas y formas relacionadas.

PULMONATA. Gasterópodos terrestres y dulceacuícolas. Mesozoico - Actualidad.

- Distintos géneros de gasterópodos fósiles

lunes, 13 de abril de 2020

CONVERGENCIA EVOLUTIVA

¿Cómo es posible que tiburones, ictiosaurios y delfines sean tan parecidos tratándose de peces, reptiles y mamíferos respectivamente?. C. R. Darwin y A. Seilacher tienen la respuesta:

Ya lo decía Theodosius Dobzhansky en los años 70 del siglo pasado: "nada en biología tiene sentido si no es a la luz de la evolución" y es que a la evolución debemos, por un lado, el que absolutamente todos los seres vivos compartamos un ancestro común (LUCA : Last Ultimate Common Ancestor) y que haya una tremenda variedad de especies, todas únicas, bellas y portentosas tal como nos relató el propio Darwin en las líneas finales de su "Origen de las Especies" allá por 1859:
"Hay grandeza en esta concepción según la cual la vida, con sus diferentes fuerzas, ha sido alentada en un reducido número de formas o en una sola, y que, mientras este planeta ha ido girando según la constante ley de la gravitación, se han desarrollado y se están desarrollando, a partir de un principio tan sencillo, infinidad de formas, las más bellas y portentosas".
Me quedo con la 1ª edición de noviembre de 1859 en la que no se mencionaba al Creador....... pero vamos al asunto del post que me enrollo y esto es para otro debate:
Tiburones, ictiosaurios y delfines comparten ancestros si bien en momentos precisos de la evolución sus caminos por el cladograma o "árbol de la vida"  se separaron para continuar por ramas diferentes:
-Los tiburones son los más antiguos, evolucionaron a partir de un pez cartilaginoso (los "condrictios") y apenas han cambiado desde su aparición en los mares del Devónico inferior hace unos 400 millones de años (en adelante m.a.).

- Carcharhinus perezi (tiburón coralino)

-Los ictiosaurios son reptiles que aparecieron en el Triásico inferior hace 250 m.a. si bien sus orígenes son controvertidos pues no se sabe si su ancestro era un reptil terrestre que regresó al agua o directamente evolucionaron en el medio marino siguiendo la linea evolutiva que condujo a ellos pasando primero por los peces y luego por los anfibios. En cualquier caso, se extinguieron junto con los dinosaurios (los ictiosaurios no son dinosaurios, solo comparten que ambos son reptiles) a finales del Cretácico hace 65 m.a.

- Ictiosaurio (apunte en cuaderno de notas de  Naturalista Despistado)

-Los delfines son mamíferos que regresaron al agua, posiblemente para refugiarse, en el Eoceno hace 55 m.a. Recordemos que los mamíferos evolucionamos a partir de un reptil, los "cinodontes" (y este de un anfibio y este de un pez y......), y llevamos campando sobre la tierra desde el Triásico superior (230 m.a.).

- Apuntes de delfín (Sea Life - Benalmadena)

Ya sabemos cuáles son las relaciones evolutivas entre nuestros tres protagonistas. Ahora sepamos por qué se parecen tanto y para ello os tengo que presentar a Adolf Seilacher y su "Biomorfodinámica" o morfología construccional según la cual, la forma orgánica está condicionada por tres factores (Triángulo de Seilacher):

-FILOGENÉTICO: la morfología de un organismo está condicionada por su pasado evolutivo, es decir,  únicamente puede construir su forma a partir del plan corporal heredado de sus ancestros.
-FABRICACIONAL: la evolución es unidireccional y opera sobre las estructuras preexistentes. Todo organismo construye su forma durante la "ontogenia" o periodo embrionario de forma tal que las modificaciones solo se pueden producir a partir de lo heredado (factor filogenético). Estas modificaciones pueden producirse bien por "heterocronías" o cambios en el ritmo de los procesos de desarrollo ontogenético, como por ejemplo la "neotenia" o conservación del estado juvenil en el organismo adulto debido a un retraso pronunciado en el ritmo de desarrollo corporal, bien por "pleiotropias" que es el fenómeno por el cual un solo gen afecta a múltiples características siendo responsable de distintos efectos "fenotípicos" no relacionados; si hay selección natural de un rasgo controlado por un gen que a su vez determina otros rasgos, estos también se verán afectados por el proceso selectivo como es el caso de las "alometrías" o cambios de dimensión relativa de ciertas partes corporales en relación al tamaño total.
-FUNCIONAL: la morfología debe funcionar en el entorno siendo en este nivel en el que opera la selección natural. Es la selección natural la que ha cincelado los tres parecidos razonables de manera que es el hábitat el responsable de que las tres especies tengan la misma forma hidrodinámica fruto de un proceso evolutivo denominado "convergencia".

- Similitudes morfológicas entre delfines, tiburones e ictiosaurios

Es posible que me haya enrollado un poco teniendo en cuenta que el misterio lo he desvelado al final, en cuatro escasas líneas, que son ¡las misma que empleó Darwin en el Origen de las Especies! ¿casualidad?, no lo creo................ 😉

viernes, 10 de abril de 2020

AMMONITES

¿Tienes en casa algún fósil de ammonite y no sabes cómo clasificarlo?. No te preocupes, echa un vistazo a este breve vídeo antes de leer el post (si te apetece conocer algo más) y si al finalizar quieres que te ayude con su clasificación, si no tienes ninguna guía especializada para hacerlo, solo tienes que pedirlo. Anota las características más relevantes, que tras la lectura del post ya conocerás, y me las envías.




Y ahora vamos a conocer mejor la morfología de los ammonites:

Los ammonites constituyen un grupo de cefalópodos con una amplia distribución geográfica y gran abundancia en el registro fósil; estos dos caracteres junto a su rápida evolución hace de ellos un grupo de gran valor bioestratigráfico. Para la descripción de las conchas se utilizan numerosos caracteres, entre los que destacaremos la forma general, la sección, las líneas de sutura y la ornamentación.
- Morfología de la concha en ammonoideos

El enrollamiento de la concha puede ser lento, de forma que cada vuelta se yuxtapone a la precedente, o por el contrario puede ser rápido de forma que cada vuelta cubre parcialmente a la anterior; en el primer caso tenemos formas evolutas con el ombligo ancho y en el segundo formas involutas con el ombligo estrecho.
La mayoría de los ammonoideos tienen una concha enrollada en espiral plana con vueltas unidas entre sí, pero en algunos grupos a los que colectivamente se denomina heteromorfos, las vueltas no están en contacto. Por otra parte, dentro del tipo más general, que es el de espiral plana cerrada, existen numerosas variaciones como consecuencia de las combinaciones entre los diversos grados de enrollamiento y los tipos de sección de la espira.
La concha de los ammonoideos es en general muy fina, por lo que el molde interno reproduce con frecuencia el aspecto externo de la concha. Ésta puede ser lisa o estar ornamentada. En las formas primitivas, la concha es generalmente lisa y solo presenta finas estrías de crecimiento, mientras que en las formas mesozoicas la ornamentación puede estar muy desarrollada, afectando solo a los flancos (parte lateral de la concha) o también a la región ventral.

- Líneas de sutura y ornamentación 

La ornamentación más común está formada por costillas radiales, que pueden ser finas o gruesas con formas muy variables, pudiendo presentarse simples, bifurcadas, ramificadas, etc. Las costillas longitudinales son menos frecuentes que las radiales y se desarrollan siguiendo la espiral de la concha. También pueden aparecer protuberancias que si son pequeñas se denominan nudos y si son grandes tubérculos; suelen localizarse en la región umbilical, sobre los flancos a ambos lados de la región ventral, sobre la línea sifonal y con frecuencia en los puntos de ramificación de las costillas.. A veces pueden adquirir un gran desarrollo prolongándose en espinas. No son raros los surcos longitudinales que recorren la región ventral o los flancos y con mucha frecuencia se desarrolla una quilla.
En cuanto a la línea de sutura, ésta puede ser bastante complicada. De manera general presenta sinuosidades, denominándose sillas a las partes convexas hacia la abertura y lóbulos a las convexas hacia la protoconcha. Se pueden  distinguir tres tipos principales de sutura: "goniatitico", con sillas y lóbulos simples; tipo "ceratítico”, con sillas simples y lóbulos dentados; y tipo "ammonítico" con sillas y lóbulos dentados.

- Distintas especies de ammonoideos

La clasificación de los ammonoideos se basa fundamentalmente en el tamaño y grado de involución de la concha, el tipo de enrollamiento y de sección, la ornamentación y la configuración de la línea de sutura. Se distinguen 8 órdenes, de los cuales destacamos cinco:
  • GONIATITIDA: Conchas de forma globosa a discoidal, generalmente involutas, con ornamentación débil compuesta frecuentemente por costillas longitudinales finas. Línea de sutura "goniatítica" típica, con lóbulos angulares y sillas redondeadas y lóbulo ventral bífido. Devónico Medio - Pérmico Superior.
  • CERATITIDA: Conchas con línea de sutura "ceratítica" típica y frecuentemente ornamentadas con nudos, costillas otros elementos rugosos. Pérmico Inferior - Triásico Superior.
  • PHYLLOCERATIDA: Conchas lisas o poco ornamentadas, en general fuertemente involutas, con línea de sutura "ammonítica" muy compleja. Triásico Inferior - Cretácico Superior.
  • LYTOCERATIDA: Conchas generalmente evolutas, de sección redondeada, con línea de sutura "ammonítica" más simplificada que en los filocerátidos. La mayoría de los ammonoideos heteromorfos del Jurásico y Cretácico pertenecen a este orden. Jurásico Inferior - Cretácico Superior.
  • AMMONITIDA: Conchas caracterizadas por una ornamentación fuerte muy variada, aunque existen excepciones. Ia línea de sutura es "ammonítica" muy variable. Jurásico Inferior - Cretácico Superior.